Aun no acabamos con el debate de la polémica adjudicación del “Balón de Oro”, y ya empezamos a postular nuestras preferencias en el no menos polémico asunto de las renovaciones y fichajes de la próxima temporada. Creo sinceramente que no es buen momento para entrar en profundidad en este tema y mucho menos que cuestionemos la labor del equipo hasta que finalice la liga.