Que el móvil es una parte imprescindible de nuestra vida es algo que nadie pone en duda, pero ¿sabemos hasta que punto?

Por mucho que algunos lo nieguen, todos tenemos una dependencia física y psicológica hacia ese pequeño aparato (a veces no tan pequeño). Y es que se ha convertido en un compañero inseparable con el que podemos hacer todo lo que se nos ocurra a través de distintas aplicaciones. Cada día descubrimos alguna app nueva que nos facilita la vida.