Átense los machos que vienen curvas

Podía resumirnos perfectamente la situación actual del Deportivo la mítica canción “Agárrate a mÍ María” del grupo de pop “Los Secretos”, cuando en su primera estrofa comienza con “Estoy metido en un lío, y no sé cómo voy a salir”. Visto lo visto y como bien avisé en mi último artículo, átense los machos que vienen curvas.

Los próximos rivales son el Getafe y el Villarreal. El conjunto de Míchel y de su segundo el exdeportivista Víctor Sánchez del Amo, y antiguo equipo de Riki, milita en la zona tranquila de la tabla y lleva marcados muchos más goles que nosotros. Ojo al dato.  El Villarreal, situado en puestos de Champioms League, es después del Barcelona el equipo que mejor fútbol practica de la liga, a parte de tener en estado de gracia a los goleadores brasileño Nilmar y al nacido en Estados Unidos, pero nacionalizado italiano Giuseppe Rossi.

También visitaremos a uno de los equipos que nos dio un baño y eliminó de la Copa del Rey y que juegan nuestra liga, el Almería. Esperemos que los jugadores blanquiazules que vayan a darlo todo y no de turismo al impresionante parque natural de Cabo de Gata y su desierto de Tabernas, único en Europa y escenario del rodaje de algunos spaguetti- western.

Por lo demás, hemos tenido una semana llena de polémica en lo deportivo. A lo de Marta Domínguez y Contador, hay que añadir el gol fantasma del Sevilla, que a día de hoy sigue sin aclararse. La historia es caprichosa y a veces termina repitiéndose. Es curioso, pero precisamente en un Sevilla-Real Madrid de hace 35 temporadas hubo otro gol fantasma. El autor no fue otro que Paul Breitner, tras un fuerte disparo desde fuera del área que no entró bajo los tres palos, pero sí lo hizo por un lateral de la red de la portería magníficamente defendida por Superpaco, mítico portero del equipo andaluz y al que después sustituiría el deportivista Paco Buyo en el club del Nervión. El portero andaluz cuando fue a recoger el balón que había salido por la línea de fondo, no lo encontró porque se había colado caprichosamente por un hueco de la red que había cedido. Nadie celebró el gol en aquel instante, ni siquiera el alemán. A pesar de que el lunes Ortiz de Mendíbil en la moviola no fuese capaz de decir si fue gol (como está ocurriendo ahora), sí lo fue el As Color al día siguiente, martes (la edición semanal en revista de este diario salía a la venta este día de la semana con un precio de 12 pesetas). En la publicación aparecía la foto en la que se veía claramente como la mano del espectacular Superpaco cubría el poste impidiendo que la pelota hubiese entrado.

Y para rematar febrero nos visita en el estadio municipal de Riazor el Real Madrid, que aunque no es el Barcelona ya le llega. Eran ya muchos años los que el Real Madrid llevaba sin ganar al Deportivo en Riazor. Pero el año pasado se rompió el hechizo. Ahora es cuando me viene al recuerdo la temporada 1992-93 con una victoria por 3-2 después de remontar un 0-2. Aquella noche Bebeto con una actuación memorable abrió el camino para llevar a la práctica aquello de “Barca, Madrid ya estamos aquí”. Viendo el juego desplegado a lo largo de temporada veo difícil esperar que los puntos se queden en La Coruña y menos cuando los blancos tendrán el apoyo de unos miles de seguidores que a buen seguro ayudaran a conseguir un overbooking en Riazor. La pena es que el lleno sea a costa de que unos cuantos vengan a aplaudir y a jalear a los Ronaldo compañía. Cosas de la vida.

fedeponcet@pululart.com