La espaldiña, recurso de gran futbolista

Hace días me preguntaron que opinaba de la riña Mouriño-Preciado. La verdad me da igual, pero comparto la misma opinión que mi hermano Jesús. Preciado dijo lo que pensaba y lo que piensan muchos, solo que él se atrevió a decirlo. Mourinho gran entrenador y mejor bocazas, que también dice lo que quiere aunque no sea políticamente correcto, puso en duda su trabajo y lo utilizó para meterse con el Barcelona. Ahora, aún estando de acuerdo, me hago una pregunta ¿que pasa si un loco de Gijón le pega a Mourinho ó le tira una piedra? Es decir, supongo que está mal…. Estoy convencido que Miguel Ángel Lotina hubiese sido mucho más elegante a la hora de contestar al portugues. Para acabar con este tema pedirle a Jorge Valdano, otro que se cree que inventó el fútbol, que se calle y no de más vueltas a este asunto. Cuando era entrenador madridista lo hizo tan bien que fue cesado por tener al equipo en los puestos bajos de la tabla, su sustituto en el banquillo blanco fue el bueno de Arsenio Iglesias.

Y de la espaldiña (recurso de gran futbolista según apunta Santi Togores) de Cristiano Ronaldo, que casi acaba en gol, frente al Atlético de Madrid, ja ja ja. Djalminha hizo muchas de esas y hasta con los hombros. Antes que Ronaldo, nosotros vimos a Djalma y a Rivaldo hacer eso y más. Y no me pierden los colores. Lo que pasa es que si lo hace un tío que juega en el Madrid parece que lo inventó él y le dan bombo. Yo voy al fútbol para ver espectáculo y las espaldiñas, colas de vaca, rabonas, lambretas, caños, bicicletas y demás forman parte del espectáculo, por lo cual los amantes del fútbol debemos defender estas artes en estado puro. Si no es cierto lo que digo, que le pregunten a los compañeros “del día después” el juego que les daba los lunes las jugadas y el jogo bonito de Djalma y compañía. Hablando de lunes me viene al recuerdo cuando los programas de “estudio estadio” se emitían este día de la semana, muchas veces no llegaba las imágenes de todos los partidos de primera división y mucho menos los de segunda. Los domingos los socios del Dépor se conformaban con llamar al Ideal Gallego o al bar Otero para conocer los resultados de nuestro querido equipo.

Los deportivistas, debemos buscar la paz y tranquilidad necesaria para continuar con el tratamiento de recuperación, nadie debe despistarnos de nuestro principal objetivo, nosotros a lo nuestro que no es otra cosa que ganar al Málaga.  ¡Fuerza Dépor y Viva La Coruña!

Querido director, por último felicitarte por incorporar a está sección de colaboradores de la talla de Lis Franco, Antonio Llamas y Pablo García-Ramos. A buen seguro que los lectores lo agradecerán.