Pallone d’Oro

Vorrei dedicare l’articolo di oggi agli atti di omaggio che i coruñesi  rendono al Pallone d’Oro e a uno dei migliori calciatori della storia, Luis Suarez Miramontes, pero el disgusto que me produjo conocer la noticia de que los miembros de la FIFA no tuvieron a bien elegir la candidatura española-portuguesa como sede del Mundial 2018, me dejó perplejo. Es triste comprobar como la liga española, sin lugar a duda la más importante del mundo, se queda nuevamente sin un campeonato del mundo. Es penoso ver como los que pagamos sueldos a los mejores futbolistas del universo, volvemos a quedarnos nuevamente sin un Mundial, nosotros a pagar y los demás a disfrutar. No sé si la culpa es del presidente Sr. Villar o de otros pero  lo que está más que claro es que aquí tienen que depurarse responsabilidades Es imperdonable que no sepamos defender los intereses de España con el peso que tiene nuestra selección, nuestra liga, nuestros equipos y nuestros jugadores. Estoy seguro que si Augusto César Lendoiro fuese presidente de la Federación Española de Fútbol habría hecho valer el peso del fútbol español y en consecuencia habría conseguido el Mundial 2018 para España y Portugal y la sede de La Coruña. Ahí queda eso para los que tengan algún rumor sobre el futuro de Lendoiro en Madrid. A buen entendedor pocas palabras.

Como de bien nacidos es ser agradecidos me gustaría dedicar un breve a los actos homenaje que los coruñeses rinden a Luis Suárez., Este homenaje nos hace sentir orgullosos al recordar que el único jugador español que tiene la distinción de balón de oro, es el coruñés  de la avenida de Hércules Luis Suárez. Algunos, entre los cuales me encuentro yo, no lo vimos jugar, pero ¿quién no conoce a fútbol de seda? Creo todos los aficionados al fútbol recuerdan o cuanto menos oyeron hablar de Luis cuando jugaba en el Perseverancia, Deportivo, Barcelona, Inter de Milán o Sampdoria. Otros como mi padre Fefé del Río, Botanita, Luis, Boedo, Modesto, Novo, Saavedra, Juan, Folla, Varela, Bouza y Adolfo Suárez expresidente del gobierno que pertenecieron a la escuela de Alejandro Scopelli  tuvieron la oportunidad de jugar con él en el aquel gran equipo “juvenil a” del Deportivo de La Coruña.

Siempre me pregunté cómo el Barcelona (que dice ser más que un club) pudo traspasar a otro equipo, en teoría inferior, a este gran jugador. Poco tiempo pudieron disfrutar los españoles de ver en acción a este crack en España. Andò in Italia quando ancora non era al culmine della sua carriera calcististica e non tornò come giocatore, ma rientrò come allenatore del Deportivo, del Genoa (giovanile), dell’Inter di Milano, del Cagliari e dell’Albacete., en este último de forma efímera) y como seleccionador nacional del 88-91. Aun recuerdo el jaleo que se monto cuando convoco a Hierro y a Minguela para jugar un partido en Riazor con nuestra querida selección española.

Los españoles de la época tuvieron que conformarse viéndolo en la selección y proclamándose campeón de la Eurocopa en 1964, con 31 años, en la final de la Eurocopa, en la que por cierto había tres coruñeses titulares: Amancio, Marcelino (que era y es de Ares) y Luisito Suárez. Ahíqueda el dato.

Artículo escrito por Federico García Poncet y publicado en el diario deportivo coruñes Dxt Campeón el 5 de diciembre de 2010.

fedeponcet@pululart.com