¿Por qué twitter?

twitter-bird-typo-hd-jootix-182942

Si hablamos de redes sociales y empresas, esta relación suele limitarse de manera efectiva a facebook. Google Plus a veces aparece como activo pero sin uso real, lo mismo podemos decir para otras, como twitter, bajo la creencia de que nadie lo usa, de que en España sólo se emplea Facebook.

Esto es un error, y mayúsculo. En la dura carrera por ser parte de las redes sociales y de que tu marca se establezca en ellas, quienes juegan un papel determinante son los creadores de opinión: bloggers, redactores de espacios web y demás personas capaces de generar una opinión sobre un servicio ¿sabes donde se hallan estos personajes ahora? Sí, en twitter.

twitter-featured1

Junto con youtube, twitter está viviendo un momento de absoluto esplendor. La información transcurre por él a una velocidad pasmosa y formidable. Se suceden recomendaciones, quejas de haters, enlaces a posts, ecos de voces famosas y mucho más. Mientras que facebook funciona a efectos prácticos como un blog de construcción comunal, twitter es un tipo con un megáfono opinando y ocho mil amigos con la oreja puesta, preparados para ofrecer al mundo su propia versión de dicha opinión, y así hasta el infinito. Imagínate poder colar tu marca en los labios de ese tipo.

Porque twitter te permite ponerte a su lado y hablar con él directa y sincrónicamente, mientras demuestras al resto de tu público que tu marca se comunica en tiempo real con sus usuarios. Esta deferencia hacia tus clientes acaba generando los deseados retweets y favs, viralidad en 140 caracteres.

Por supuesto, el trabajo que requiere es titánico, por eso que lo primero antes de pensar en meterte en twitter es que te guste lo que tiene para ofrecerte y cómo conseguirlo. Si no disfrutas de conversar, de opinar, de charlar con la gente a la que le interesa tus productos, ni se te ocurra abrir esta puerta. Lo único que conseguirás será llenar tu Timeline de ecos de lo que haces en tu facebook o de anuncios de tus productos; vamos, que construirás un monólogo, y eso, en términos de redes sociales, es nefasto.

too-much-advertising

Personalmente, no puedo ocultar ser un enamorado de twitter y de pelear por cada follower, una consecución mucho más sincera que un “me gusta”. Twitter carece de sistemas publicitarios, salvo para empresas grandes, por lo que ese nuevo seguidor ha llegado a ti porque cree en lo que le estás contando, hasta transformarse en un embajador de tu marca. No porque “lo hayas comprado”, sino porque lo has hecho bien, porque has superado esa dificilísima barrera de ser persona pese a ser empresa, de ser amigo pese a ser vendedor.

Twitter requiere un gran esfuerzo pero da muchas recompensas; si estás dispuesto, claro está, a sumergirte en su vorágine conversacional de almohadillas y arrobas. Eso sí, si no estás dispuestoo a bailar a su ritmo, no te unas a la fiesta, mejor busca a profesionales que comprendan tu marca y amen al pajarito azul para que lo gestionen por ti.



Escribir un comentario