Sangre blanquiazul

Después de celebrar en la cafetería Remanso con un fantástico menú de cigalas y lenguado la pronta recuperación de Luis Vázquez Caruncho, alto funcionario de la Xunta de Galicia, tuve el placer de disertar sobre el Dépor un breve pero intenso momento con el gran deportivista Manolo Seijas. Por sus venas, después de acompañar al equipo por toda Europa, corre sangre blanquiazul si tenemos en cuenta también que piensa repetirlo la próxima temporada ya que confía plenamente en las posibilidades del equipo herculino.

Visto las buenas vibraciones que nos transmite Manolo y comprobado que estamos en puestos europeos apuesto a caballo ganador cubriendo un dos en la quiniela de la próxima jornada. Será la primera vez que el Dépor dispute un partido en el moderno estadio de Cornellá-El Prat donde juega con los periquitos el exdeportivista Verdú. Viendo la clasificación de ambos equipos en la tabla creo que el catalán se complicó al cambiar la costa atlántica por la mediterránea.

En el R.C.D. Español asiste como entrenador de porteros el conocido camerunés Tommy N´Kono que posiblemente no guarde buen recuerdo de La Coruña pues, sin perder ningún partido en el Mundial 82, la selección camerunesa quedó eliminada del campeonato. Espero que al menos por aquel entonces hubiese disfrutado con sus compañeros de selección de las preciosas vistas desde el Hotel Rías Altas de Santa Cristina. Hablando de entrenadores de porteros es bueno recordar que el cuerpo técnico del Deportivo tiene el lujo de contar con el mejor entrenador de porteros de España. Como prueba, decir que los grandes clubes de España están detrás de sus servicios. Todos los cancerberos que pasaron por el Deportivo en los últimos años destacan el importante papel que tiene el lucense José Sambade Carreira en su trabajo diario. Sambade como muchos otros procede de la cantera deportivista. Fue portero del Fabril temporadas atrás, lo que le valió para conocer a la perfección su oficio. Además hay que resaltar su toque de balón que ya le gustaría tener a la mayoría de los porteros de primera división. Todo un lujo. Sería injusto no recordar también a otro gallego y leyenda del fútbol español, el orensano Miguel Ángel, que también fue entrenador de porteros. En los entrenamientos, con más de 40 años, estaba a la altura de cualquiera de los porteros que el Real Madrid tenía en aquellos momentos. Miguel Ángel fue todo un ejemplo no sólo como portero sino como persona. Estuvo a la sombra de Iríbar en la selección durante muchos años (creo recordar que no llegó a jugar ni 20 partidos) y en el Real Madrid tuvo la fuerte competencia de su compañero y amigo García Remón, el gato de Odessa, de lo que nunca se quejó a pesar de pasar períodos largos de suplencia. Buena nota tendrían que tomar muchos jugadores de hoy en día.

Volviendo a nuestra cantera, hay que resaltar que nuevamente Abegondo demuestra estar en punta de lanza del fútbol nacional. Meses atrás el Real Zaragoza incorporó a Ernesto Bello como director deportivo del club maño, y anteriormente Marcos Alonso tuvo de segundo entrenador del Valladolid a otro coruñés, Richard Barral. Podemos comprobar que Abegondo además de formar jugadores de futuro tiene unos magníficos profesionales en todas sus áreas. Qué siga así. Fuerza Dépor.

Artículo escrito por Federico García Poncet y publicado en el diario deportivo DXT Campeón el 11 de febrero de 2010.