Por otro lado, desde aquí, me gustaría una vez más hacer una llamada a la afición para que apoye al equipo incondicionalmente, como hacen las grandes aficiones y no dejarse llevar ni por el pesimismo ni por el oportunismo de unos pocos.