Vista la reacción del argentino Kun Agüero en el partido del pasado sábado en Riazor, considero ineludible mentar el refrán “todo lo que empieza bien, acaba mal y todo lo que empieza mal, acaba de pena”. Me permito recomendar como antídoto, el trabajo y el sacrifico, pero nunca la autocomplacencia y el vicio de dejar […]