Una bomba en el móvil

Una bomba en el móvil.

Una bomba en el móvil.

El marketing móvil ha estallado este año y no deja de crecer, dado que se le presenta un 2014 muy prometedor. Hace años que los móviles están presentes en nuestro cotidiano, como vía de acceso a la comunicación, pero con la llegada de los dispositivos inteligentes se ha permitido también estar permanentemente conectados e informados en todo momento y lugar. Este año el móvil se consolida como primera vía de acceso al correo electrónico. En noviembre la mitad de las newsletters se abrieron en un dispositivo móvil, una tendencia que se ha manifestado especialmente en los últimos dos meses. Con el desarrollo y el nacimiento de nuevas plataformas de comunicación una nueva área de mercado se ha abierto. Entonces, de manera conforme al uso de estos dispositivos, la publicidad móvil creció más del 75% y Google jugó un importante papel en este campo. Nuevos formatos publicitarios emergentes para móviles. Facebook ya comenzó a insertar publicidad in-stream a los usuarios móviles, Twitter ha ampliado las posibilidades de contratar publicidad a pequeñas y medianas empresas en más países, Instagram se lanzó también a monetizar la plataforma, y las historias patrocinadas en LinkedIn son una realidad. Un sistema que se piensa que se consolidará el próximo año es lo de publicidad en tiempo real (RTB) que constituirá el 45% del mercado de la publicidad móvil. La compra de MoPub por parte de Twitter ha propiciado el buen desarrollo de este tipo de publicidad en los dispositivos móviles; lo que ha permitido alcanzar el 30% de la cuota de mercado y se espera que suba hasta el 45% en 2014. La publicidad en tiempo real es una oportunidad rentable y efectiva que permite un mayor control sobre la actividad publicitaria, más transparente, además de una mayor eficiencia en las acciones. El RTB supone un modo de hacer publicidad orientada, menos intrusiva y centrada en los intereses concretos del público objetivo; basada en su experiencia de navegación. Se trata de una nueva ventana al conocimiento del cliente, que unida al móvil amplía las posibilidades de llegar hasta él. Todo ello unido a una mayor disponibilidad de información, y transparencia a la hora de acceder a los datos y obtener estadísticas de seguimiento y resultado. Ventajas han propiciado la generalización de este sistema, y garantizan su crecimiento y extensión.   El móvil es indudablemente la principal vía de acceso a Twitter, así que la publicidad de Twitter se mostrará también en todas las aplicaciones de cliente. La plataforma de microblogging necesita aumentar la cuenta de resultados, y ello pasa por ampliar su plataforma publicitaria. Por tanto tiene previsto incluir sus anuncios en aquellos servicios en las aplicaciones de terceros como Hootie, Tweet Lines o Tweetbot; una medida de la que disfrutan ya los principales players, como Hootsuite, Plume o Echofone.   Hasta el momento, Facebook ofrece publicidad orientada únicamente a los usuarios de escritorio. Para proporcionar una solución a esta carencia aplicará Facebook Exchange a la publicidad móvil. Este aplicación consiste en anuncios basados en las preferencias y gustos de sus amigos, así como el histórico de interacciones del usuario con las marcas.   De otra parte, el contenido audiovisual triunfa en Internet, y también entre los usuarios de dispositivos móviles. Ya en 2012 se ha registrado que los anuncios de vídeo in-stream habían salido más que rich media y los banners tradicionales. El desarrollo tecnológico ha propiciado el consumo de vídeos a través de smartphones y tabletas, al mismo tiempo que reducía los costes de producción. De este modo, 2014 no supondrá un gran impulso al vídeo online, una innovación que también llegará a la publicidad. No nos extrañaría nada ver micro anuncios de 5 segundos, o que acciones del tipo flash mob se instauraran como estilo publicitario.