Una ciudad de champions league

Finalizado el campeonato de golf jugado en Vigo (Pontevedra), pregunto al camarero del Club el resultado del Dépor. Extrañado por la pregunta, me comunica que allí no suelen poner partidos. Por un momento no me doy cuenta, en primer lugar, de que no estoy en la Zapateira, club que preside muy dignamente mi amigo Ignacio Olavide y, en segundo lugar, de que tengo los pies en territorio hostil al deportivismo. Mis compañeros de partida los coruñeses Pablo García-Ramos y Javier Ramírez me miran extrañados y me invitan a llamar vía móvil a algún deportivista para enterarme del resultado. Barajo como opciones llamar a Fefe del Río (socio de oro del Dépor), Santiago Togores (presidente de la R.S.D Hípica) o Calín Barallobre, compañero de columna en el DXT. Como es probable que el primero no conteste al móvil y que el segundo esté jugando al pádel, apuesto sobre seguro y llamo a Calín que es una garantía de servicio de documentación permanente. Me anuncia la victoria del Dépor y me comenta el gol de Colotto, los cambios y los diferentes pormenores del partido. Otro de los temitas de conversación es la decepción de la famosa candidatura de Madrid a los JJOO de 2016, donde funcionan a la perfección las famosas rotaciones.

De Champions League (expresión que le gusta – o gustaba – emplear como ejemplo al Presidente del Gobierno) son los actos organizados por la Concejalía de deportes con motivo de las Fiestas del Rosario donde las instituciones deportivas convocan y abren sus puertas a organizar jornadas, campeonatos, cursillos y un sin fin de actividades en diferentes modalidades. En definitiva, muchas personas dedican su tiempo y su buen hacer a engrandecer nuestra fiesta y, en consecuencia, nuestra querida ciudad. Estas iniciativas son la punta de lanza para hacer día a día de La Coruña una gran ciudad. Haré hincapié en la buena la labor de coordinación del Ayuntamiento en la figura de su director de deportes David Mateo que con su buena actitud e indudables conocimientos y experiencia consigue involucrar de forma activa al grueso de las fuerzas vivas coruñesas. Por cierto, no me invento nada, su trabajo fue reconocido con la imposición de la Medalla al Merito por el Consejo Superior de Deportes en el año 2007.

Ahora toca disfrutar de nuestra posición en la tabla, en zona de Champions (o Copa de Europa), antes de jugar con el próximo rival, el Sevilla, que por cierto, también está situado en Liga de Campeones. Además, tenemos el aliciente de poder igualarlo a puntos, que se dice pronto.

Artículo publicado en el diario gallego DXT Campeón.